Nacional, Martes 23 de julio de 2013

Es bastante natural dejarse llevar por el entusiasmo, el enamoramiento y lanzarse a la aventura de lavida en pareja. “Para evitar lamentos, lo más indicado es tomarse mucho tiempo para reflexionar acerca del gran paso que se dará.

No hay que subestimar la vida conyugal por más que no existan papeles de por medio, sí que existe un acuerdo entre dos partes que hay que respetar y asumir las responsabilidades pertinentes.

Lo más acertado es que ambos miembros de la pareja analicen muy bien la situación”, sostiene la psicóloga especialista en temas de pareja, la española Laia Rubio Martínez.

¿Cómo saber si estás preparado para la convivencia?

“Vivir en pareja significa ser parte del mismo equipo y dar lo mejor de sí en beneficio de ambos. Es importante que los dos integrantes de la pareja asuman las reglas que hay que cumplir más allá de los beneficios y placeres de la vida de a dos”, comenta la profesional. Hay que analizar muy bien si los dos están listos para luchar juntos y sortear los obstáculos que aparezcan en el camino que no serán pocos.

Otro factor muy importante a considerar es el ser capaz de establecer una pareja equitativa en cuanto a la distribución de las tareas. “Es preciso que cada uno se responsabilice de la mitad de las tareas que habrá que asumir y que no todo recaiga sobre una misma persona.

Si de entrada se consigue lograr solidez con respecto a este tema, laconvivencia tiene muy buenas posibilidades de ser exitosa ya que se estará evitando uno de los mayores obstáculos que deben enfrentar los cónyuges que es el desequilibrio en cuanto a las labores a desarrollar”, opina la experta.

Hay que preguntarse si ambos son seres generosos, comprensivos y lo suficientemente flexibles para adaptarse a los vaivenes de la convivencia. “Esta nueva etapa estará llena de retos y constantes cambios.

La estabilidad emocional de los dos se pondrá en juego en más de una oportunidad”, expresa la especialista.

El éxito de la convivencia depende de los dos. “La sinceridad es otro de los aspectos claves que no pueden dejarse sin contemplar. Hay que fijarse muy bien que la intención de convivir no esté ocultando otras necesidades como el deseo de irse de la casa paterna o el no poder tolerar el estar solo”, destaca la psicóloga.

Para plasmar estos consejos de un modo más práctico, una buena idea es la de apuntar todos aquellos asuntos que puedan ser críticos y comprometer la convivencia.

“Hablar de cada uno de los temas complejos es de vital importancia y es muy necesario aclarar cualquier confusión hasta llegar a un acuerdo de cómo se reaccionará llegado el caso que sea necesario intervenir.

Siempre es mejor saber cómo es la persona que tenemos al lado antes de dar un paso que pueda llegar a ser decisivo”, expresa Rubio Martínez.

“Los celos, la desconfianza, los engaños y las traiciones son todos sentimientos que dejan al descubierto lo peor de un ser humano. Hay que luchar mucho para no caer en la tentación de dejarse llevar por las emociones negativas.

Si realmente se ama a la persona que se tiene al lado, hay que intentar tener generosidad y sobre todo, respetar sin condiciones. Una vez que se hayan superado estas debilidades, se estará listo para una verdadera convivencia”, finaliza diciendo la especialista.

 
 

Amor y Sexualidad:¿Esta el listo para el matrimonio?
Amor y Sexualidad:Como alejar a la amante de tu marido
Amor y Sexualidad:Amor Platonico